¿Sabe cómo determinar la base imponible?

¿Sabe cómo determinar la base imponible?

¿Sabe cómo determinar la base imponible?

¿Qué es la base imponible?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

Seguramente haya oído hablar alguna vez la base imponible de algún producto o impuesto; pero, ¿sabe realmente de qué se trata? La base imponible es un elemento tributario que se define como la magnitud que representa la medida o valoración numérica del hecho imponible; obtenida según las normas, medios y métodos que la ley propia de cada tributo establece para su determinación. Esto es, que la base imponible representa la cantidad sobre la que se calcula un impuesto; por ejemplo la cantidad que toma Hacienda como soporte del IRPF y sobre la que trabajará para dar con el resultado de la declaración. La terminología fiscal puede ser complicada de entender para el contribuyente medio, por eso hoy Asesoría Hipólito quiere acercarle nuestros conocimientos sobre la base imponible y todo lo que la rodea: unidades de expresión, métodos de determinación, cómo calcularla en productos… ¡Ponemos nuestro conocimiento a sus pies!

¿Cómo se puede expresar la base imponible?

La base imponible puede expresarse fundamentalmente en dos tipos de unidades:

  • Unidades monetarias

Si se expresa en unidades monetarias, se hablará de base imponible dineraria. Entre los impuestos que presentan una base imponible dineraria; es decir, expresada en euros (en el caso de España), se encuentran el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sociedades (IS) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

  • Unidades físicas

Si es expresada en unidades físicas, se hablará de base imponible no dineraria. Éstas pueden consistir en medidas de superficie, volumen, número de unidades, de envases, etc. Se caracterizan por presentar bases imponibles no dinerarias tributos como el Impuesto sobre Hidrocarburos, el Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco y el Impuesto especial sobre el Alcohol y bebidas derivadas. Por ejemplo, en el Impuesto sobre Hidrocarburos, la base está expresada en litros de carburante; y en el Impuesto especial sobre el Alcohol y bebidas derivadas la base está constituida por el volumen de alcohol puro, a la temperatura de 20º centígrados, expresado en hectolitros, contenido en los productos objeto del impuesto.

¿Cómo se determina la base imponible?

Existen tres métodos o regímenes para calcular la base imponible. Los tres están regulados por la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria en los artículos del 51 a 53; estableciendo además la ley de cada tributo qué método deberá aplicarse en cada caso.

  • Método de estimación directa

El método de estimación directa se caracteriza por calcular la base imponible a partir de los datos reales consignados en documentos, declaraciones, libros de contabilidad y registros comprobados administrativamente. Por ejemplo, este método se usa en el Impuesto de Sociedades para calcular el beneficio fiscal; que constituye la base imponible del mismo, necesario sumar todos los ingresos que aparecen en sus libros de contabilidad; y restar todos los gastos contabilizados que sean deducibles y que se puedan justificar documentalmente. La aplicación de este método puede ser de carácter obligatorio o voluntario. Es el más comúnmente empleado y el que ofrece una determinación de la base imponible más correcta; siempre y cuando no exista ocultación de datos por parte del contribuyente.

Método de estimación directa

  • Método de estimación objetiva por signos, índices y módulos

Mediante el método de estimación objetiva por signos, índices módulos; tanto la Administración como el contribuyente renuncian a determinar directamente la base imponible. Se opta en este caso por la aplicación de unos índices, magnitudes, módulos o datos de los que resulta una cantidad representativa de la base media. En efecto, en este régimen no se utilizan datos reales (como puede ser, en el caso de determinar el beneficio de un restaurante, la diferencia entre los ingresos computables y los gastos deducibles derivados de la contabilidad del empresario); sino que se emplean ciertos índices o módulos de carácter objetivo y determinados legalmente que permiten fijar la renta o rendimiento obtenido.

  • Método de estimación indirecta

El método de estimación indirecta es un método de carácter subsidiario; es decir, que sólo se aplica por parte de la Administración cuando no se pueden emplear ni los métodos directo ni objetivo anteriores. Para evitar una posible discrecionalidad en su aplicación por parte de la Administración; y defender así al contribuyente ante un posible abuso en este sentido; la LGT en su artículo 158 exige para su utilización un informe razonado de los cuerpos de inspección tributaria. En él se especificarán, entre otras cuestiones, las causas determinantes de su uso, la situación de la contabilidad y registros del contribuyente; además de la justificación de los medios elegidos para el cálculo de la base imponible.

Este método se aplicará, según el artículo 53 de la LGT 2003, cuando la Administración tributaria no pueda disponer de los datos necesarios para la determinación adecuada de la base; como consecuencia de alguna de las siguientes circunstancias:

  • Falta de la presentación de la declaración por el contribuyente o presentación de una declaración incompleta o inexacta.
  • Cuando se ofrezca resistencia, excusa o negativa a la actuación de la inspección tributaria.
  • Incumplimiento sustancial de las obligaciones contables o registrales que le corresponden al contribuyente.
  • Desaparición o destrucción de los libros y registros contables o de los documentos justificantes de las operaciones recogidas en los mismos.

¿Qué medios puede utilizar la Administración para determinar la base imponible?

la LGT establece que los medios que puede utilizar la Administración para determinar las bases o rendimientos bajo este régimen son cualquiera de los siguientes:

  • Aplicando los datos y antecedentes disponibles que sean relevantes para el cálculo.
  • Utilizando aquellos elementos que indirectamente acrediten la existencia de los bienes y de las rentas; así como los ingresos, ventas, costes y rendimientos que sean normales en el respectivo sector económico.
  • Valorando las magnitudes, índices, módulos o datos que se den en los respectivos contribuyentes; según los datos o antecedentes que se posean de supuestos similares o equivalentes.

¿Sabe cómo calcular la base imponible?

Hay portales online como éste en el que ponen a nuestra disposición una calculadora online de base imponible de cualquier producto. Para ello toma como referencia el precio final con IVA y le resta el porcentaje correspondiente de impuestos. Si no quiere muchos quebraderos de cabeza, la calculadora online de base imponible es la mejor solución.

Sabe cómo calcular la base imponible

Esperamos que con este artículo hayamos podido hacerle ver el funcionamiento de la base imponible sobre impuestos y productos. Si tiene alguna duda no dude en contactar con Asesoría Hipólito ya sea vía e-mail, telefónica o dejándonos un comentario. Estamos aquí para ayudarle.

Para más información:

Asesoría Fiscal en Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *