Los tipos de contrato mercantil y los riesgos para el trabajador

Los tipos de contrato mercantil y los riesgos para el trabajador

Los tipos de contrato mercantil y los riesgos para el trabajador

¿Qué es un contrato mercantil?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

Entendemos por contrato mercantil el acuerdo jurídico bilateral con naturaleza jurídico-mercantil. También se llama contrato comercial y tiene como objeto realizar actos de comercio. Los contratos mercantiles se rigen legalmente por la rama del derecho mercantil, aunque las características que deben tener para ser considerados como tal difieren en cada país. La legislación que se aplica a estos contratos se adapta progresivamente a las necesidades del tráfico mercantil, por lo que las soluciones que se le aplican, de ser necesarias, son distintas a la legislación civil común.

Desde que la crisis se instaló en España, esta forma de contratación ha ido creciendo en las empresas. Este tipo de contratos conlleva una serie de peligros para la persona contratada, que en ocasiones no sabe realmente en qué consisten. En Asesoría Hipólito definimos hoy los tipos de contrato mercantil que existen, las diferencias con un contrato laboral y los riesgos para el empleado que decida acogerse a este tipo de contrato.

¿Qué tipos de contrato mercantil existen?

Existen tipos diferentes de contrato mercantil: el contrato de compraventa mercantil; el contrato de comisión mercantil, mediación y mandato; el de Sociedad; el contrato de agencia; contrato bancario; el de permuta mercantil; contrato de depósito; el de transporte; el contrato de préstamo mercantil; el de seguro; contrato de leasing; el de franquicia; y el contrato de factoring.

  • Contrato de compraventa mercantil

El contrato de compraventa mercantil hace referencia a la compra de bienes muebles a fin de revenderlos posteriormente para lucrarse de ellos. No se consideran mercantiles las ventas de productos para el consumo del comprador; ni las reventas que realicen no comerciantes, artesanos, agricultores y ganaderos.

  • Contrato de comisión mercantil, mediación y mandato

El contrato de comisión mercantil, mediación y mandato es aquel en el que apoderados y mandatarios llevan a cabo actuaciones mercantiles en nombre y representación del titular del negocio.

  • Contrato de Sociedad

El contrato de Sociedad, también conocido como contrato de compañía mercantil, es aquel en el que dos o más personas están obligadas a poner en un fondo común bienes o industrias de las que lucrarse. Los estatutos de la sociedad se aprueban por contrato y constituyen las normas de funcionamiento.

  • Contrato de agencia

El contrato de agencia es aquel en el que un agente (persona natural o jurídica) promueve actos de comercio por cuenta ajena. Es un intermediario independiente que recibe remuneración a cambio de realizar operaciones en nombre de un tercero. No asume el riesgo de las operaciones, excepto si queda recogido en el contrato.

  • Contrato bancario

El contrato bancario es aquel que realiza una entidad de crédito con un cliente. La entidad bancaria puede adoptar la posición de suministrador de fondos o de captación de fondos.

  • Contrato de permuta mercantil

En el contrato de permuta mercantil, la propiedad de un bien mueble se transmite a otra persona a cambio de recibir otro bien mueble como contraprestación.

  • Contrato de depósito

El contrato de depósito puede ser o no mercantil. Para que sea un contrato mercantil, el depositario debe ser comerciante; las cosas depositadas deben ser objeto de comercio; y el depósito debe constituir una operación mercantil. Es un tipo de contrato constituido por una parte que cede una posesión y otra depositaria que se encarga de guardarlo y devolverlo cuando el depositante así lo pida.

  • Contrato mercantil de transporte

El contrato mercantil de transporte puede referirse al transporte de mercancías o al de personas. En el transporte de mercancías, el cargador debe hacer la entrega en el lugar y tiempo determinados; en el de personas, el porteador tiene las obligaciones de seguir un itinerario y estar a disposición del viajero, entre otras.

  • Contrato de préstamo mercantil

El contrato de préstamo mercantil es un tipo de contrato en el que un prestador entrega al prestatario un bien o derecho. Estos deben devolverse una vez cumplido el plazo acordado. Para darse este tipo de contrato, uno de los contratantes debe ser comerciante y las cosas prestadas deben destinarse a actos de comercio.

  • Contrato de seguro

En el contrato de seguro, el asegurador cobra una prima. En caso de que se produzca un evento de riesgo, debe indemnizar el daño o abonar el capital referente al daño producido al asegurado.

  • Contrato de leasing

El contrato de leasing consiste en ceder el uso de un bien a una tercera persona a cambio del cobro de unas cuotas. Se incluye la opción a compra. Este tipo de contrato mercantil se denomina también arrendamiento con opción de compra.

  • Contrato de franquicia

El contrato de franquicia se refiere a la colaboración contractual entre dos empresas. El titular de la marca concede a la empresa franquiciada el derecho a explotarla en un tiempo y espacio delimitado a cambio de una prestación económica.

  • Contrato de factoring

En el contrato de factoring, el factor adquiere los créditos de los productores frente a los clientes a cambio de garantizar su satisfacción y prestar servicios complementarios de contabilidad, estudios de mercado, etc. A cambio de una retribución, adelanta facturas y se encarga de su cobro.

¿Qué diferencias hay entre contrato laboral y contrato mercantil?

El contrato laboral y el contrato mercantil se utilizan en situaciones distintas y con un régimen diferente de obligaciones y derechos. El contrato laboral se firma cuando hay una relación de laboralidad entre un empresario y un trabajador. Esta relación no es de igualdad, ya que el empresario tiene más poder y capacidad.

En el contrato mercantil, hay una firma entre dos empresas; entre una empresa y un autónomo; o entre dos autónomos. Las dos partes se encuentran en igualdad y ninguna tiene más poder que la otra.

Qué diferencias hay entre contrato laboral y contrato mercantil

¿Qué riesgos conlleva aceptar un contrato mercantil?

Cuando alguien acepta un contrato mercantil, acepta también ciertos riesgos. Las empresas que quieran contratarle con este tipo de contrato le dirán que no es necesario darse de alta como autónomo. A la empresa en cuestión no le afecta; ya que el contrato mercantil le exime de responsabilidad con los pagos a la seguridad social. Sin embargo, para el trabajador conlleva ciertos riesgos.

Si decide hacer un contrato mercantil legalmente, deberá darse de alta como autónomo; arriesgándose a tener beneficios o no una vez pague el seguro de autónomo. Si se toma el riesgo de ir por la vía no legal, se ve expuesto a las posibles reclamas de Hacienda o de la Seguridad Social. En cualquier caso, la empresa declara los pagos que se hacen y los justifica. El trabajador, en este caso, puede verse expuesto.

Este contrato beneficia a la empresa, pero no al trabajador. En Asesoría Hipólito nos encontramos a su disposición para ayudarle con cualquier duda que le surja, tanto si es trabajador como empresario.

Para más información:

Asesoría Laboral en Sevilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *