¿Ha pensado ya en el plan de negocio para su empresa?

¿Ha pensado ya en el plan de negocio para su empresa?

¿Ha pensado ya en el plan de negocio para su empresa?

¿Sabía que todo emprendedor debe tener un plan de negocio para su empresa?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

El plan de negocio es fundamental para crear una empresa. Todo emprendedor debe tener prevista la lista de objetivos que se plantea cumplir a medio-largo plazo cuando pone en marcha una iniciativa empresarial. El plan de negocio sirve para planificar las tareas y para evaluar las necesidades y requerimientos en torno a la actividad empresarial. Hacer una planificación de negocio es necesario para buscar inversores, solicitar préstamos, hacer mejoras en la empresa y conocer la viabilidad del negocio en el mercado actual. Es un plan de futuro que atiende a la rentabilidad de la empresa. Una empresa necesita de tres a cinco años para afianzarse, y ese objetivo sólo se consigue con una planificación exhaustiva por delante. En Asesoría Hipólito damos a conocer los puntos básicos que debe contener todo plan de negocio y los diferentes modelos que existen.

¿Qué puntos básicos debe incluir un plan de negocio?

Un plan de negocio debe incluir varios puntos básicos. Elaborar este documento no es una tarea difícil si tenemos claros los objetivos que queremos cumplir dentro de la nueva empresa.

  • Portada e índice

El plan de negocio debe incluir portada e índice de forma obligatoria. La portada debe ser clara, es la primera imagen que verán los inversores. Deberá aparecer nombre de la empresa, dirección, datos de contacto, logotipo y nombre del fundador.

En el índice, deben aparecer ordenados y numerados los puntos que incluye el documento en su interior. Ha de ser completo, para buscar a golpe de vista lo que sea necesario; y acudir de forma rápida a la página en la que se encuentra la información precisa.

  • Resumen de las necesidades y objetivos del negocio

La primera parte del documento debe incluir un resumen de las necesidades y objetivos del negocio que va a ponerse en marcha. Deberá hablarse del servicio o producto que se ofrece, del target al que va dirigido, de la visión de futuro, de la rentabilidad y de las necesidades financieras para ponerlo en marcha.

En esta parte debe reseñar qué problema tiene el negocio y cómo pretende resolverlo. Hay que captar el interés de los inversores, hacerlo atractivo para que quieran invertir en el negocio. Esta parte no debe ocupar más de dos folios: ha de ser clara, concisa y con puntos de efecto. Es interesante apuntar el recorrido realizado hasta el momento de presentación del plan de negocio para generar interés en el inversor.

  • Negocio único

Nadie quiere invertir en un negocio compartido con otras muchas empresas. Su negocio debe ser un negocio único. Es esencial analizar las fortalezas y las debilidades de la competencia en el mercado; y así determinar qué hace único a su negocio.

Son de valorar las habilidades grupales. Habrá que destacar quiénes y por qué motivos formarán parte del equipo administrativo; qué trayectoria tienen y por qué son absolutamente necesarios en su empresa. Todas las áreas deben estar cubiertas por activos de valor.

En este punto del plan de negocio habrá que añadir también la gestión de cuentas y el análisis de la ubicación de la empresa. La localización puede ser esencial para determinar si un negocio tendrá éxito o no.

  • Estrategias de promoción

Un servicio o producto puede ser espectacular, pero sin estrategias de promoción puede también quedarse en nada. Es muy importante conquistar a los inversores con un buen plan de promoción y posicionamiento de la nueva empresa.

Incluir en el plan de negocio la forma en la que se venderá al público, los contactos y las webs habilitadas para tal acción; los clientes a los que irá destinado el producto o servicio, o el beneficio que recibirá cada activo de la empresa; es un punto a favor del emprendedor.

  • Análisis de ingresos y plan para afrontar ganancias y pérdidas

En el plan de negocio hay que incluir análisis de ingresos y plan para afrontar ganancias y pérdidas. Los inversores necesitarán trabajar con márgenes, saber qué gastos y qué ingresos fijos habrá de forma mensual. El plan financiero debe incluirse en este punto.

Además, debe preverse cualquier contratiempo. Una posible etapa de pérdidas continuas puede hacer que una empresa se hunda si no tiene un plan de negocio claro. Hay que evaluar riesgos y estar preparado también para afrontar ganancias inesperadas y gestionarlas de forma consciente.

  • Anexos

En los anexos del plan de negocio se incluirá toda la información adicional que complemente al documento ya expuesto. Los currículos del equipo, las investigaciones de mercado o los clientes potenciales son datos que pueden incluirse en este apartado del documento.

Anexos

Tipos de estructura de un plan de negocio

Al elaborar su documento se encontrará con cuatro tipos de estructura de un plan de negocio que debe conocer para organizar el dossier que entregará a los inversores. Recogen los puntos básicos anteriormente expuestos, organizados mediante estructuras.

  • Estructura mecánica

La estructura mecánica se centra en las estrategias de distribución, ventas, acciones a ejecutar y publicidad del nuevo negocio. Es decir, el objetivo principal es evaluar qué actuaciones hay que llevar a cabo para lograr el éxito que quiere para su empresa.

  • Estructura del entorno

La estructura del entorno se centra en las debilidades y fortalezas de la competencia. Hace un análisis exhaustivo del sector en el que va a desarrollarse de la actividad y destaca qué le hace único dentro de ese mercado. Hay que conocer las tendencias del mercado, los clientes potenciales y la competencia a la que se enfrentará.

  • Recursos humanos

La estructura de recursos humanos se centra en determinar los puestos de trabajo que van a crearse. Se fundamenta en los deberes y derechos que tiene cada uno de los activos de la empresa; y en todo aquello que les hace esenciales. Es de ayuda para definir los puestos que ocupará cada persona y los objetivos que se requieren de ellos para ese puesto.

  • Estructura financiera

La estructura financiera establece los cálculos y proyección de futuro que tiene una empresa en el plano económico. Debe recoger la viabilidad y hablar de los márgenes de beneficio y riesgos que pueden atenderse.

El plan de negocio debe ser un documento pensado y elaborado al milímetro. En Asesoría Hipólito le resolveremos cualquier duda con respecto a este tema.

Para más información:

Asesoría Laboral en Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *