¿Conoce las características de los contratos prenupciales?

¿Conoce las características de los contratos prenupciales?

¿Conoce las características de los contratos prenupciales?

¿Había usted escuchado hablar de los contratos prenupciales?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

No queremos que nadie se sienta insultado, pero, seguramente dependiendo de la edad que se tenga, se conocen los contratos prenupciales o no. Frecuentemente habrán escuchado en los medios de comunicación que parejas de celebridades firman acuerdos prenupciales con el fin de proteger su patrimonio en caso de divorcio. Los contratos prenupciales y post nupciales a menudo parecen excesivos y tan difícil como si usted estuviera trayendo negocios en una relación. Así es como muchas parejas entran en conflicto; por la firma o no de los contratos prenupciales. Muchos se sienten amenazados solo con nombrarlo; ya que sienten que su pareja no confía en ellos o que se casan pensando ya en una posible separación. Como todo tipo de contrato, ya sea de trabajo o de este tipo, los contratos prenupciales tienen sus ventajas y sus desventajas.

Y de eso nos vamos a encargar en Asesoría Hipólito hoy, de llevar hasta su casa nuestros conocimientos sobre los contratos prenupciales. Intentaremos aclararle si lo necesita, sus características y los principales pros y contras de estos acuerdos nupciales.

¿En qué consisten los contratos prenupciales?

Los contratos prenupciales, también llamados acuerdos prenupciales permiten a los futuros cónyuges dividir sus bienes por escrito; evitando así que los mismos se conviertan en gananciales. Los contratos prenupciales permiten que cada uno de los esposos detalle cada uno de los bienes que lleva consigo al matrimonio, así como deudas o créditos.

Estos acuerdos prenupciales permiten ahora especificar cada uno de los bienes que los esposos traen consigo al matrimonio; los mismos serán de exclusiva propiedad del esposo titular, y se dejará constancia en el Registro Civil junto a la anotación del matrimonio.

Los contratos prenupciales otorgan seguridad, claridad y certeza para ambos esposos; además de evitar que en un futuro cualquier conflicto o disolución del matrimonio ponga en riesgo los bienes propios de cada uno. Asimismo, los bienes detallados en el contrato prenupcial, podrán ser objeto de comercio o venta sin requerir el asentimiento o conformidad del cónyuge, ya que la exclusiva titularidad estará garantizada.

Estos acuerdos le permiten proteger sus activos antes del matrimonio en caso de un futuro divorcio; o, esperemos que no, una muerte prematura. En el caso de hijos de matrimonios anteriores, usted querrá asegurarse de que sus hijos estén protegidos en caso de que algo le suceda a usted, o su cónyuge en el futuro. Un acuerdo prenupcial puede hacerse pasar por otro documento de planificación de sucesión para garantizar que sus hijos reciban los activos en el caso de su muerte. Las situaciones pueden ocurrir en el que la familia de su cónyuge trate de mantener la reclamación sobre su patrimonio, si usted no tiene la documentación adecuada de planificación de sucesión en su lugar.

En qué consisten los contratos prenupciales

¿Cuáles son las características de un contrato prenupcial?

Los contratos prenupciales a menudo proveen y permiten a ambos cónyuges:

  • Proteger su propia característica separada.
  • Protegerse a sí mismo o ella misma de la deuda del otro cónyuge.
  • Determinar el nivel de la alimenticia que se debe a un cónyuge en ambos el divorcio y a la muerte.

¿Qué problemas abordan los contratos prenupciales?

Los acuerdos prenupciales y post nupciales abordan los siguientes tipos de problemas:

  • Intereses de la asociación
  • Activos empresariales
  • Hijos de un matrimonio anterior
  • Bienes inmuebles
  • Acciones, bonos y fondos de jubilación
  • Herencia
  • Padres ancianos
  • Deuda
  • Posible aumento de los ingresos debido a los grados en curso

Es importante considerar estas cuestiones al plantearse un matrimonio. Con la redacción de estos acuerdos puede asegurarse de que sus activos están bien protegidos de cualquier evento futuro desafortunado.

¿Necesita un acuerdo prenupcial?

Cualquier individuo que vaya a formar parte de un matrimonio, tiene derecho a los contratos prenupciales. Pero, ¿sabe si verdaderamente lo necesita? Siga estos consejos y descúbralo:

Infórmese sobre la función de un acuerdo prenupcial

Primero infórmese sobre la función de un acuerdo prenupcial. Como ya le hemos comentado previamente, los contratos prenupciales son un tipo de contrato legal que describe lo que cada futuro cónyuge posee antes del matrimonio oficial; así como lo que cada uno se llevaría de la unión en caso de que se disuelva a causa de la muerte o el divorcio.

Considere la posibilidad de obtener un acuerdo prenupcial en caso de que su pareja y usted tengan diferentes situaciones financieras

Le instamos a que considere la posibilidad de obtener un acuerdo prenupcial en caso de que su pareja y usted tengan diferentes situaciones financieras. Por ejemplo, si gana una cantidad considerablemente mayor de dinero, posee una mayor cantidad de bienes o tienes deudas significativamente menores que su pareja; quizás sea más conveniente para sus propios intereses financieros realizar un acuerdo prenupcial antes de que contraigan matrimonio oficialmente.

Considere la posibilidad de realizar un acuerdo prenupcial si no es su primer matrimonio o el de su pareja

Siempre se ha dicho que sabe más el viejo por viejo que por diablo, ¿no es cierto? Por eso le recomendamos que considere la posibilidad de realizar un acuerdo prenupcial si no es su primer matrimonio o el de su pareja. Los contratos prenupciales pueden describir quién pagará los gastos por los hijos de matrimonios anteriores. Por lo tanto, este acuerdo puede serle de utilidad en esta situación para dejar en claro quién se responsabilizará por los niños; así como para describir la manera en que se asignarán los activos en caso de muerte o divorcio.

Considere la posibilidad de realizar un acuerdo prenupcial si usted o su pareja tienen un negocio

Le recomendamos que considere la posibilidad de realizar un acuerdo prenupcial si usted o su pareja tienen un negocio. En esta situación, un acuerdo prenupcial puede servir para dos propósitos: en primer lugar, puede proteger los activos del propietario del negocio en caso de que el matrimonio concluya; y, en segundo lugar, puede proteger a la persona que no posee el negocio de incurrir en alguna responsabilidad derivada del funcionamiento de dicha empresa.

¿Qué ventajas tienen los contratos prenupciales?

Como en cualquier otro acuerdo, existen ventajas e inconvenientes que tenemos que tener en cuenta. Empecemos con las ventajas:

  • Permite proteger los derechos de herencia de los hijos y nietos de un matrimonio anterior.
  • Si uno de los cónyuges tuviera deudas, con el acuerdo prenupcial se podría proteger al otro de las obligaciones del primero.
  • En el caso de que uno de los contrayentes pensara en abandonar una lucrativa carrera tras la boda; a través del acuerdo podría asegurarse una compensación como sacrificio al matrimonio que no ha durado.
  • En cuanto a la posesión de una fortuna por parte de alguno de los cónyuges; con el acuerdo prematrimonial podría proteger sus finanzas ante un divorcio. Además se puede pactar desde el principio la cantidad de manutención que uno de los cónyuges tuviera que pagar al otro.
  • Si se tuviera un negocio propio se podría proteger éste del control de su ex en caso de divorcio.
  • Por medio del contrato prenupcial se pueden contemplar también puntos como toma de decisiones y responsabilidades.

Qué ventajas tienen los contratos prenupciales

¿Cuáles son los principales inconvenientes de los contratos prenupciales?

Una vez vistos los puntos buenos de los contratos prenupciales, pasemos a ver los principales inconvenientes que encontramos:

  • El primer inconveniente que se suele mencionar es que se cree que los contratos prematrimoniales ponen en duda la confianza ciega entre la pareja.
  • Un cónyuge que percibe pocos o ningún ingreso podría ver truncado el estilo de vida al que ha estado acostumbrado durante el matrimonio.
  • A veces la emoción hace que uno de los cónyuges ceda a términos que no le beneficien.
  • Si se contribuye al éxito y crecimiento del negocio del otro cónyuge con un acuerdo prenupcial; podría quedarse sin derecho a reclamar una parte del incremento en el valor del negocio; que, por otro lado, se ha ayudado a conseguir.
  • Puede ser difícil acordar y plasmar los procedimientos que se van a seguir en caso de divorcio; y, lo que podría ser un simple compromiso previo al matrimonio, convertirse en un foco de agobios y discusiones.
  • También se señala que los contratos prenupciales pueden originar en el futuro resentimiento entre la pareja.
  • Si uno de los cónyuges tiene una posición económica más débil o vulnerable; es difícil que se consiga un acuerdo equilibrado para ambas partes.

Si estamos pensando en proponer o nos han propuesto convenir un acuerdo prematrimonial; lo ideal es que se hable y se trate con calma. No por la existencia de los contratos prenupciales se ha de romper una pareja. Esperamos en Asesoría Hipólito que este artículo le haya sido de ayuda si está planteándose un acuerdo prematrimonial. De todas formas, cualquier duda no vacile en consultarnos. Estamos para ayudarle en lo que nos sea posible.

Para más información:

CBA24N

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *