¿Cuáles son las consecuencias de tener a un trabajador sin dar de alta?

¿Cuáles son las consecuencias de tener a un trabajador sin dar de alta?

¿Cuáles son las consecuencias de tener a un trabajador sin dar de alta?

¿Conoce el principal problema de tener a un trabajador sin dar de alta?

Tener a un trabajador sin dar de alta causa más problemas que beneficios a los empresarios. No son pocas las ocasiones en las que las empresas contratan a trabajadores sin hacer su correspondiente contrato para ahorrarse el coste de la Seguridad Social;  para cubrir horas extra o por necesidades puntuales por acumulación de trabajo. Sin embargo, esta irregularidad puede causar al empresario menos ventajas de las que cree en un principio.

El principal problema de tener a un trabajador sin dar de alta es que un inspector de trabajo puede personarse en el negocio; estando trabajando el empleado sin contrato. No es raro que incluso los inspectores de trabajo se personen varias veces en los negocios sin darse a conocer para conocer quién trabaja en el local. Por otro lado, cualquier trabajador o persona que conozca la situación puede ponerla en conocimiento de la Inspección de Trabajo. En Asesoría Hipólito explicamos hoy los problemas que puede causar tener a un trabajador sin dar de alta.

¿Qué ocurre si se presenta en el negocio una Inspección de Trabajo?

Si se presenta en el negocio una Inspección de Trabajo; el hecho de tener a un trabajador sin dar de alta puede salir bastante caro al empresario. El inspector de trabajo suele hacer visitas regulares a los negocios, solicitar la identificación a los empleados y verificar los datos, por lo que es bastante probable que a corto plazo descubra la situación irregular del trabajador.

En el momento en que detecte a un trabajador sin dar de alta, el inspector de trabajo levantará acta, lo notificará a la empresa y se abrirá el plazo de alegaciones. En general, las alegaciones son desestimadas.

El empresario debe solucionar la irregularidad de inmediato y dar de alta al trabajador. Las altas en la Seguridad Social presentadas fuera de plazo tienen efecto desde el momento en que se presenta la solicitud, por lo que el empresario tendrá que hacer frente de igual forma a la sanción por tener a un trabajador sin dar de alta.

¿A qué tipo de sanción se enfrenta un empresario por tener a un trabajador sin dar de alta?

Si un empresario tiene a un trabajador sin dar de alta; la sanción a la que se deberá enfrentar es grave, ya que puede ir desde los 3.126 euros hasta los 10.000 euros. El grado de gravedad será impuesto por el propio inspector. El derecho a estar dado de alta en la Seguridad Social;  así como a cotizar en la misma, es inherente al empleado. El empresario debe velar por su cumplimiento; por lo que una irregularidad está tipificada como delito en el Artículo 2 del Real Decreto Legislativo 5/2000 de 4 de agosto.

Asimismo, el empleador deberá hacer frente a las cuotas que no hayan sido pagadas a la Seguridad Social durante el tiempo en el que ha tenido a un trabajador sin contrato trabajando en la empresa. De igual forma; tener a un trabajador sin dar de alta hará que la empresa pierda cualquier ayuda concedida; así como que le impida acceder a las bonificaciones desde la fecha de la irregularidad y con una vigencia de dos años.

¿Qué consecuencias tiene para el trabajador?

Para el empresario, tener a un trabajador sin dar de alta le puede suponer un ahorro; para el trabajador, estar sin contrato supone una vulneración de todos sus derechos y además una desprotección absoluta en caso de baja por incapacidad temporal, desempleo, maternidad o jubilación. El período en el que no haya tenido contrato, contará como no cotizado.

En el momento en el que la Inspección de Trabajo descubra a un trabajador sin contrato, dará aviso a la Seguridad Social. Esta realizará el alta de oficio y además reclamará al empresario las cuotas impagadas con recargo. La fecha de inicio de prestación de servicios será la que el trabajador indique, a no ser que la empresa pueda demostrar lo contrario. El trabajador constará desde ese momento y de forma automática como fijo indefinido.

que consecuencias tiene para el trabajador

En Asesoría Hipólito aconsejamos a los empresarios no tener a un trabajador sin dar de alta por sus consecuencias. Lo aconsejable es regularizar la situación desde el primer momento; así como estudiar los contratos bonificados que abaratan costes de Seguridad Social. Tener a un trabajador sin dar de alta; a fin de cuentas, no es beneficioso ni para el empleador, ni para el empleado.

Para más información:

Abogados laborales en la provincia de Sevilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *