Le ayudamos a llevar a cabo la confección de flujos de caja

Le ayudamos a llevar a cabo la confección de flujos de caja

Le ayudamos a llevar a cabo la confección de flujos de caja

¿Cómo se hace la confección de flujos de caja?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

A lo mejor la confección de flujos de caja le suena un tanto extraña; ya que se ha normalizado mucho el término anglosajón de “cash flow”. El cash flow se define en finanzas como los flujos de entradas y salidas de caja o efectivo, en un período dado. El flujo de caja es la acumulación neta de activos líquidos en un periodo determinado; y, por lo tanto, constituye un indicador importante de la liquidez de una empresa. Pero como mejor se ve es con ejemplos, como los ingresos de efectivo del cobro de facturas, cobro de préstamos, el cobro de intereses, préstamos obtenidos, cobro de alquileres, etc. Hoy en Asesoría Hipólito nos hacemos conscientes de la importancia de una buena confección de flujos de caja para llevar una buena contabilidad de su negocio.

Por eso hoy le vamos a enseñar todo lo necesario para la confección de flujos de caja. Como siempre, trabajamos duro para hacerle su vida empresarial personal más fácil. Comencemos pues con la confección de flujos de caja.

¿En qué consiste la confección de flujos de caja?

Antes de comenzar con la confección de flujos de caja, necesitaremos una buena definición de lo que es el flujo de caja o cash flow. El flujo de caja es un documento o informe financiero que muestra los flujos de ingresos y egresos de efectivo que ha tenido una empresa durante un periodo de tiempo determinado. Ejemplos de ingresos de efectivo son el cobro de facturas, el rendimiento de inversiones, los préstamos obtenidos, etc. Como ejemplos de egresos de efectivo son el pago de facturas, el pago de impuestos, el pago de sueldos, el pago de préstamos, el pago de intereses, el pago de servicios de electricidad y agua, etc. Y, ¿cómo se llama a la diferencia resultante entre los ingresos y los egresos?

La diferencia entre los ingresos y los egresos de efectivo se conoce como saldo; el cual puede ser favorable (cuando los ingresos son mayores que los egresos) o desfavorable (cuando los egresos son mayores que los ingresos). La confección de flujos de caja nos muestra lo que realmente ingresa o sale de “caja”; por ejemplo, registra el pago de una compra, pero no la depreciación de un activo, que implica un gasto, pero no una salida de efectivo.

¿Qué nos ayuda a determinar la confección de flujos de caja?

El estudio de los flujos de caja dentro de una empresa puede ser utilizado para determinar:

  • Problemas de liquidez. El ser rentable no significa necesariamente poseer liquidez. Una compañía puede tener problemas de efectivo, aun siendo rentable. Por lo tanto, permite anticipar los saldos en dinero.
  • Para analizar la viabilidad de proyectos de inversión, los flujos de fondos son la base de cálculo del valor actual neto y de la tasa interna de retorno.
  • Para medir la rentabilidad o crecimiento de un negocio cuando se entienda que las normas contables no representan adecuadamente la realidad económica.

Qué nos ayuda a determinar la confección de flujos de caja

Además de mostrarnos las entradas y salidas de efectivo, el cash flow nos permite saber si la empresa tiene un déficit o un excedente de efectivo; y así, por ejemplo:

  • determinar cuánto podemos comprar de mercadería.
  • determinar si es posible comprar al contado o es necesario o preferible solicitar crédito.
  • conocer si es necesario o preferible cobrar al contado o es posible otorgar créditos.
  • determinar si es posible pagar deudas a su fecha de vencimiento o es necesario pedir un refinanciamiento o un nuevo financiamiento.
  • determinar si se tiene un excedente de dinero suficiente como para poder invertirlo, por ejemplo, en la adquisición de nueva maquinaria.
  • saber si es necesario aumentar el disponible, por ejemplo, para una eventual oportunidad de inversión.

Aprenda a llevar a cabo la confección de flujos de caja

Después de conocer la definición y la funcionalidad del cash flow; ahora aprenda a llevar a cabo la confección de flujos de caja. Usualmente el flujo de caja se calcula con una matriz con columnas y filas. En las columnas se disponen los períodos, por lo general, meses; y en las filas los ingresos y las salidas de dinero. Como dato aclaratorio para la confección de flujos de caja, aclararle que con entradas nos referimos a todo el dinero que ingresa la empresa por su actividad productiva o de servicios; o producto de la venta de activos (desinversión), subvenciones, etc. Por otro lado, las salidas son todo dinero que sale de la empresa y que es necesario para llevar a cabo su actividad productiva. Incluye los costes variables y fijos.

Para su elaboración es útil usar una plantilla de cálculo. La fórmula que se puede usar para sacar el flujo de caja proyectado es:

+Ingresos afectos a Impuestos

– Gastos no desembolsados

= Utilidad Antes de Impuestos (BAI)

– Impuestos

= Utilidad después de Impuestos (BDI)

+ Ajustes por gastos no desembolsados (Amortizaciones y provisiones)

– Egresos no afectos a Impuestos

+ Beneficios no afectos a Impuestos

= Flujo de Caja.

¿Cómo mejorar el flujo de caja?

Es lógico que si nos sale un resultado negativo en la confección de flujos de caja queramos mejorar el flujo de caja; es decir, mejorar el resultado final del cálculo. Para ello deberemos intentar seguir los siguientes consejos:

  • Lo primero y más importante de todo sería no perder de vista ningún movimiento tanto a la alza como a la baja de la caja; para poder así llevar un cálculo exacto.
  • También hemos de intentar reducir o refinanciar el interés con el banco en el caso de que se estuviera con un crédito o una hipoteca; y observar los bancos de la competencia lo que cobran por los servicios que nosotros utilizamos más a menudo. Por ejemplo, las fusiones bancarias habitualmente traen consigo revisiones de costos que no van a nuestro favor; o no son tan favorables como con la anterior entidad.
  • Reducir nuestro gasto con la tarjeta de crédito, reduciendo así los valores de las comisiones que pagamos por usarla.

Cómo mejorar el flujo de caja

Como puede comprobar, es muy importante realizar la confección de flujos de caja como método de extrema importancia y de muy fácil realización; que servirá para proyectar las necesidades futuras de dinero. Esperamos que con este pequeño supuesto teórico sobre el cash flow hayamos conseguido en Asesoría Hipólito aclararle todas sus dudas. Si no es el caso, por favor contacte con nosotros y estaremos encantados de solventarle cualquier problema.

Para más información:

Asesoría Contable en Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *