Defiéndase de un despido improcedente

Defiéndase de un despido improcedente

Defiéndase de un despido improcedente

¿En qué consiste el despido improcedente?

(Por Asesoría Hipólito, su Asesoría en Sevilla)

Hay veces en las que se encuentra usted trabajando muy a gusto y realizando muy bien sus tareas, al no haber recibido ninguna reprimenda ni llamada de atención de sus superiores que le hiciese creer lo contrario. Y de repente llega usted a trabajar y le reciben con una carta de despido. No tiene por qué ser exactamente esa la causa, pero es muy probable que esté usted recibiendo un despido improcedente. Un despido improcedente tiene lugar cuando el motivo o la causa alegada por el empresario para que el trabajador cese en su puesto de trabajo no puede demostrarse ni tiene fundamento.

También se puede considerar improcedente cuando su forma no se ajusta a lo que la ley tiene establecido. En Asesoría Hipólito sabemos que, con la famosa crisis, el mundo laboral se ha vuelto bastante complicado y le queremos poner en alerta sobre el despido improcedente para que, si le ocurriese, conozca sus derechos. Además le vamos a exponer un caso práctico con el que tuvimos que lidiar hace unos meses para que vea que se puede llegar a buen puerto.

¿Cuándo se puede considerar despido improcedente?

Cuando se ocasiona un despido improcedente, hay dos causas por las que se puede producir:

Requisitos formales exigidos

  • Por no cumplir los requisitos formales exigidos legalmente, que son:
    • Comunicación por escrito de la decisión empresarial.
    • Motivación de los hechos, detallando los incumplimientos que se imputan al trabajador.
    • Indicar la fecha de efectos del despido, que no tiene por qué coincidir con el día de la comunicación al trabajador.
    • No tramitar expediente contradictorio en los despidos disciplinarios de los representantes de los trabajadores o delegados de persona, así como no oír al trabajador afectado y el resto de miembros de su sindicato.

El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos hará que se califique como despido improcedente.

Requisitos de fondo o “requisitos materiales”

  • Por no cumplir los requisitos de fondo o “requisitos materiales”, que son:
    • El empresario tiene la obligación de acreditar las causas expresadas en la carta de despido. Aun cumpliendo los requisitos formales, la decisión extintiva puede ser calificada como improcedente si el empleador no justifica adecuadamente los motivos de la rescisión de trabajo.

Entrevista sobre un caso de despido improcedente

Como ya les anunciamos antes, hemos contactado con un antiguo cliente que acudió a nosotros al ser despedido de manera injusta según él, y que al final le ayudamos a que le diese la razón un juez y declarara que el despido se había llevado a cabo de forma improcedente. Creemos que es interesante para usted que conozca a J.M. en esta entrevista sobre un caso de despido improcedente.

Asesoría Hipólito .- Buenos días J.M. ¿Cómo se encuentra ya que ha pasado todo?

J.M. .- Buenos días asesores. Yo ahora mismo me encuentro estupendamente. Han pasado 6 meses desde la resolución del juez y desde hace 2 me encuentro trabajando en una empresa en la que me siento muy a gusto y me tratan muy bien.

A.H. .- Cuéntenos un poquito cómo fue su problema con su antigua empresa para que nuestros lectores sepan de qué hablamos.

J.M. .- A ver, yo llevaba casi 10 años trabajando para una empresa de telefonía. Estaba muy contento con mi trabajo, cobraba medianamente bien, hacía mis 8 horas con alguna hora extra que luego me era remunerada… vamos, encantado. Y parecía que mis jefes también lo estaban hasta que un día llegué a la centralita y uno de mis jefes me comunicó que sintiéndolo mucho tenían que prescindir de mis servicios. Les pedí razones que no me dieron, así que al día siguiente me encontraba en la oficina del paro. Sabía que había sido un despido improcedente pero, ¿qué podía hacer? No me quería meter en pleitos porque tengo una familia a la que mantener y lo único que quería era trabajar. Hasta que me hablaron de ustedes y me atreví.

A.H. .- Recordamos que cuando le conocimos estaba muy asustado, ¿por qué?

J.M. .- La verdad es que no conocía mis derechos como trabajador. Tenía miedo de que al ser una empresa importante, me vetasen en puestos parecidos y yo solo he trabajado en esta empresa siempre en el mismo puesto, con lo cual no sé hacer mucho más; o que les tuviese que pagar una barbaridad de dinero por hacerles perder el tiempo en un litigio. Parecerán tonterías, pero cuando se está en estado de desesperación se piensa de todo.

A.H. .- ¿Cómo se resolvió al final el caso de despido improcedente?

J.M. .- Pues después de mucho pelear, la sentencia salió favorable para mí. Al no readmitirme en mi antiguo puesto de trabajo, la empresa me hizo el pago de una indemnización por el despido improcedente. La opción por la indemnización da lugar al fin del contrato de trabajo así que al poco tiempo encontré un nuevo empleo sin problemas.

A.H. .- Muchas gracias por su tiempo. Esperamos que si tiene cualquier problema legal en su nueva empresa (que esperemos que no) cuente con nosotros.

J.M. .- ¡Sin ninguna duda! Después de mucho tiempo devolvisteis la sonrisa a mi mujer y a mí mismo. Os debo mucho. Mil gracias.

Bien, pues esto ha sido todo de momento sobre el despido improcedente. Si usted siente que ha sido despedido sin causa de peso alguna, por favor, contacte con Asesoría Hipólito. Pondremos a su servicio a nuestros mejores asesores para ayudarle a reclamar lo que es suyo.

Para más información:

Mundiario

Asesoría Laboral en Sevilla

3 thoughts on “Defiéndase de un despido improcedente

  1. Ruth

    Desgraciadamente yo también sufrí un despido improcedente en mis propias carnes y al igual que el tal J.M. de la entrevista conté con los servicios de esta asesoría. Gracias a la indemnización que me consiguieron he podido sacar hacia adelante a mi familia hasta que conseguí un nuevo empleo. Mil gracias de verdad.

  2. José María

    Gracias a esta información pude conocer mis derechos y demandar a la empresa donde trabajaba por despido improcedente. No sabemos lo importante que es estar bien informado hasta que nos hace falta. ¡Muchas gracias por todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *